Teléfono

(55) 44 30 33 70

Horario

Lun - Vie : 08:00am - 6:00pm
Sábados : 08:00am - 3:00pm
whatsapp clinica del dolor telefono clinica del dolor messenger clinica del dolor messenger clinica del dolor
sindrome de dolor regional complejo

Sindrome de Dolor Regional Complejo.


El síndrome de dolor regional complejo es un trastorno doloroso que se manifiesta como entidades clínicas distintas que parecen no estar relacionadas, sin embargo, tienen en común un mecanismo fisiopatológico parecido o idéntico en todas.

Aún no se comprende al cien por ciento las causas de este síndrome, sin embargo, se ha demostrado que se mantiene constante una actividad neuronal anormal que afecta a todo el sistema el sistema nervioso y que inicia con un cuadro por mecanismos periféricos o periféricos-centrales y así se mantiene. Puede ocurrir con un daño mínimo del sistema nervioso periférico e incluso en ausencia de este, puede aparecer síndrome de trastorno de la función motora con presencia de temblor, espasmos, distonía, agotamiento y contractura que normalmente se presentan en la misma distribución del dolor o se extienden y aparecen en el lado contralateral. Existe una secuencia clínica que consiste en dolor, trastornos vasomotores, dificultad en la recuperación funcional, trastornos sudomotores, trastornos tróficos (trastorno de la nutrición de un órgano, tejido u organismo) y algunos pueden presentar problemas psicológicos.

Existen factores predisponentes como lo son padecer Diabetes Mellitus, personalidades ansioso-depresivos, emotivos, nerviosos e irritables.

También se ha mencionado en múltiples ocasiones que existen factores desencadenantes, sin embargo, el que se encuentra con mayor frecuencia es el traumatismo que puede ser desde una intervención quirúrgica, inmovilización, etc.

Se han catalogado dos fases de la enfermedad que son fase caliente y fase fría, de las cuales en la fase caliente se presenta edema y en la fase fría existe una fibrosis cutánea (desarrollo en exceso de tejido conectivo fibroso) y amiotrofia (disminución de la masa del músculo). Clínicamente se han catalogado tres estadios:

Primer estadio: dolor quemante, constante o pulsátil que puede disminuir con el reposo y aumenta con los movimientos, el estrés y los estímulos visuales o auditivos. Generalmente acompañado de hiperalgesia, hiperestesia, edema, espasmo muscular e hiperpatía. Piel seca, caliente y roja que al final de este estadio se vuelve cianótica, fría y sudorosa.

Segundo estadio: se presenta alrededor del tercer y sexo mes del inicio del síndrome, persisten dolor, hiperestesia, hiperalgesia, hiperpatía. Piel fría, cianótica, gris pálida. Edema duro. Disminuye crecimiento de pelo, uñas quebradizas, engrosamiento de articulaciones, pérdida de masa muscular y por lo tanto movilidad disminuida.

Tercer estadio: Atrofia de todos los tejidos que puede ser irreversible. Continúa dolor, hiperalgesia, hiperestesia e hiperpatía, aunque ya con menor severidad. Piel pálida o cianótica, lisa y brillante. Tejido subcutáneo atrófico, dedos delgados y puntiagudos, atrofia muscular, osteoporosis, desgaste articular y por último anquilosis (imposibilidad de movimiento de una articulación normalmente móvil).

Existen tres grados que son: Grado I/severo, Grado II/moderado, Grado III/leve.

En cuanto al diagnóstico debe ser primero clínico y posteriormente confirmado con explotación complementaria. Se deben cumplir con los criterios ya establecidos que son: antecedente etiológico, presencia de dolor persistente, existencia de al menos dos datos ya sea alteraciones vasomotoras, sudomotoras, cambios tróficos, edema de miembro, sensibilidad al frío, atrofia o disminución de masa muscular. Debido a la poca especificidad es obligado presentar exámenes complementarios para confirmar el diagnóstico. Se pueden realizar determinaciones bioquímicas, radiología, escintigrafia, resonancia magnética nuclear, exploraciones transóseas, escanografía, tomodensitometría, medida del contenido mineral óseo por absorción fotónica, absorbiometría bifotónica y/o exploraciones vasculares.

En cuanto al tratamiento debe ser multidisciplinario y siempre tendrá mejores resultados con un diagnóstico precoz. El tratamiento puede ser farmacológico, bloqueo nervioso, estimulación eléctrica, estimulación eléctrica transcutánea, estimulación eléctrica medular, apoyo psicológico y rehabilitación.

consultas a domicilio

Consulta a Domicilio.

Número de emergencias las 24 horas

(55) 44 30 33 70
doctor consultas a domicilio
>>>>>