Tabaco y cardiopatías

¿Qué son las enfermedades cardiacas y los accidentes cerebrovasculares?

Las enfermedades cardiacas y los accidentes cerebrovasculares son afecciones cardiovasculares (del corazón y los vasos sanguíneos).1

Las enfermedades cardiacas incluyen varios tipos de afecciones del corazón. Las más comúnes en los Estados Unidos son las cardiopatías coronarias (también conocidas como enfermedades cardiacas coronarias), en las que se estrechan los vasos sanguíneos que llevan la sangre al corazón. Esto puede causar:

  • Dolor en el pecho.
  • Ataque al corazón (cuando se bloquea el flujo sanguíneo al corazón y una parte del músculo cardiaco se daña o muere).
  • Insuficiencia cardiaca (cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre y oxígeno para apoyar otros órganos).
  • Arritmia (cuando el corazón late muy rápido, muy despacio o de manera irregular).

Un accidente cerebrovascular, también llamado ataque cerebral, puede ocurrir cuando un coágulo bloquea el suministro de sangre a parte del cerebro. También puede darse cuando se revienta un vaso sanguíneo en el cerebro o a su alrededor. En cualquier caso, se dañan o mueren partes del cerebro.7 Los accidentes cerebrovasculares pueden causar discapacidades (como parálisis, debilidad muscular, dificultad para hablar, pérdida de memoria)o la muerte.

 

El tabaquismo es una de las causas principales de enfermedades cardiacas. Fumar puede:

  • Aumentar los triglicéridos (un tipo de grasa en la sangre).
  • Disminuir el colesterol “bueno” (HDL).
  • Dañar las células que cubren los vasos sanguíneos.
  • Causar engrosamiento y estrechez de los vasos sanguíneos.
  • Causar la formación de coágulos, que bloquean el flujo sanguíneo al corazón.

El humo de segunda mano también daña los vasos sanguíneos y puede provocar un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.

El tabaquismo es una de las causas principales de accidentes cerebrovasculares. Fumar puede:

  • Hacer que la sangre se vuelva más espesa y haya más probabilidad de que se formen coágulos.
  • Aumentar la acumulación de placa (grasa, colesterol, calcio y otras sustancias) en los vasos sanguíneos que van al cerebro.
  • Causar dolor en las manos y los pies, que puede ser muy fuerte.
  • Dañar los vasos sanguíneos en el cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *