TÉCNICAS INTERVENCIONISTAS PARA EL TRATAMIENTO DEL DOLOR

Una de las posibilidades terapéuticas para el alivio sintomático del dolor es la realización de técnicas intervencionistas para realizar un TRATAMIENTO DE DOLOR, sobre todo cuando se pretende aliviar el DOLOR CRÓNICO . Este abordaje presenta dos vertientes: la evaluación diagnóstica y el abordaje terapéutico.

  • El abordaje intervencionista diagnóstico tiene como objetivo determina  la fisiopatología del dolor, identificar la estructura anatómica que origina el dolor y las vías de las señales neurales aferentes.En  este  sentido,  la amamnesis, la exploraciónfísica y exploraciones complementarias como las pruebas de imagen y neurofisiológicos sólo son capaces de diagnosticar la fuente del DOLOR LUMBAR en el 15 % de los pacientes cuando no hay hernia discal y déficit neurológico.
  • Los procedimientos terapéuticos intervencionistas:
    • Se basan fundamentalmente en la inyección de la diana con AL, agentes antiinflamatorios (corticoides), agentes neurolíticos (alcohol, fenol), agentes enzimáticos (hialuronidasa), ácido  hialurónico  ,  toxina botulínica , OZONO  , FACTORES DE CRECIMIENTOy otros agentes en estudio, o bien actuando sobre los nervios con radiofrecuencia pulsada (RDFP) o continua (RDFC), produciendo lesiones térmicas en este último caso.
    •  Entre los procedimientos se incluyen las infiltraciones epidurales, la administración intradural  de  fármacos,las intervenciones sobre las facetas lumbares, la articulación sacroiliaca, los músculos periespinales, las terapias intradiscales, la radiofrecuencia, los bloqueos neurolíticos y la neuroestimulación  
    • En  muchos  casos  son  necesarias   técnicas  de neuroimagen  (  ecografía  ,  radioscopia  )  

Las indicaciones más importantes son dolor radicular crónico,el dolor crónico debido a enfermedad degenerativa de las articulaciones facetarias y el dolor por cáncer.

En la actualidad existen guías de práctica clínica en manejo intervencionista del dolor basadas en la evidencia. Estas guías aportan algoritmos diagnóstico terapéuticos y representan un gran esfuerzo de racionalización y son una referencia importante en la práctica diaria, si bien algunos de los estudios en los que se basan están realizados hace años y son por tanto previos a los avances alcanzados en diagnóstico por imagen, neuroanatomía y mejora en precisión de las técnicas de inyección diagnóstica y terapéutica. Sobre los tratamientos mínimamente intervencionistas.

Para  facilitar  su  conocimiento  es útil  abordar  su  conocimiento  en  función  de la topografía.  

Existen  dos tipos de TÉCNICAS INTERVENCIONISTAS PARA EL TRATAMIENTO DEL DOLOR:

  1. TÉCNICAS INTERVENCIONISTAS FARMACOLÓGICAS 
  2. TÉCNICAS INTERVENCIONISTAS NO FARMACOLÓGICAS

En el caso de  las  técnicas  intervencionistas farmacológicas hay  que  considerar  diferentes posibilidades  :

  1. la realización de BLOQUEOS NERVIOSOS   
  2. la realización de TÉCNICAS INTRAVENOSAS PARA EL ALIVIO DEL DOLOR GENERALIZADO. 
  3. la realización de TÉCNICAS NEUROAXIALES PARA EL ALIVIO DEL DOLOR GENERALIZADO.  

En el caso de  las  técnicas  intervencionistas no  farmacológicas hay  que considerar   todas  aquellas MEDIDAS ENCAMINADAS A MODULAR LA VÍA DOLOROSA. 

Dentro  de las TÉCNICAS INTERVENCIONISTAS PARA EL TRATAMIENTO DEL DOLOR  la epiduroscopia o endoscopia del canal  espinal  está considerada como una de las TÉCNICAS INTERVENCIONISTAS QUE COMBINAN EFECTOS FARMACOLÓGICOS Y EFECTOS NO FARMACOLÓGICOS  Más  específicamente  , la  epiduroscopia  es  una técnica percutánea mínimamente invasiva que investiga el espacio epidural con la asistencia de un endoscopio flexible  que permite la  administración  de  fármacos  analgésicos   y  realización  de  otros procedimientos  como la epidurolisis 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *