ARTRITIS REUMATOIDE

CONCEPTO

    La artritis reumatoide (AR) es una afección de varias articulaciones, que cursa con inflamación de las mismas, con tendencia a la simetría, con preferencia por las pequeñas articulaciones de las manos y de los pies. Su curso es variable, pero es habitualmente crónico, con oscilaciones en su actividad y evolución ocasionalmente hacia la deformidad y rigidez articular.
EPIDEMIOLOGÍA
    Es la enfermedad articular crónica inflamatoria muy frecuente, afectando alrededor del 1% de la población. Su máxima incidencia se sitúa entre 40-60 años y predomina en la mujer.
ETIOPATOGENIA

La AR es el resultado de una respuesta inflamatoria autoinmune, en la que el organismo produce una respuesta agresiva hacia los tejidos propios, principalmente articulaciones. La causa específica se desconoce; sin embargo, se conoce que existe una predisposición genética.

MANIFESTACIONES CLINICAS: ARTICULARES Y EXTRAARTICULARES

Articulares

De inicio
La forma de inicio más frecuente es aquella en la que la artritis afecta varias articulaciones de forma simultánea (muñecas, manos, pies y rodillas) con tendencia a la simetría.

De estado
Viene determinado por la afirmación de los caracteres clínicos y radiológicos típicos de la enfermedad. Clínicamente la sinovitis (inflamación de la bolsa sinovial) se manifiesta por dolor, tumefacción y disminución de la movilidad articular. Suele haber aumento del calor local. La rigidez articular después de la inactividad es muy frecuente. Las articulaciones que se afectan con más frecuencia son las Metacarpo falángicas (las que forman los nudillos de la mano) y las más raras las Interfalangicas distales (la articulación antes de la yema de los dedos) de las manos y las Interfalangicas de los pies, excepto la del primer dedo. Existe una clara tendencia a la simetría. No obstante, las caderas y las rodillas se afectan de forma unilateral con relativa frecuencia.

Extrarticulares
Son frecuentes el cansancio, la debilidad muscular y la anorexia. La pérdida de peso es común en las formas más graves y de larga duración. La fiebre aparece en formas de inicio agudo, cuando existen manifestaciones extrarticulares como vasculitis.

DIAGNÓSTICO
Los criterios de diagnóstico establecidos por el American Collage of Rheumatology| (1988) son los siguientes:

Farmacológico:

  • Rigidez matutina articular > 1 hora de duración.
  • Artritis de tres o más áreas articulares.
  • Artritis de las articulaciones de las manos con tumefacción en al menos una de las siguientes áreas: muñecas, codos, rodillas, tobillos.
  • Artritis simétrica, se acepta sin necesidad de simetría absoluta.
  • Nódulos reumatoides subcutáneos.
  • Factor Reumatoide sérico positivo por cualquier método que sea positivo en menos del 5% de los controles normales.
  • Alteraciones típicas de AR en las radiografías de manos y muñecas.

  • Son necesarios 4 de los 7 criterios para establecer el diagnóstico, Los primeros cuatro criterios deben estar presentes al menos 6 semanas.

    TRATAMIENTO

    Explicar al enfermo la naturaleza de la enfermedad, los objetivos del tratamiento y la necesidad de su colaboración. Debe quedar claro que el objetivo no es la curación sino la disminución del dolor, aliviar el dolor, la mejoría de la función y la prevención de secuelas. Alternar reposo y ejercicio.

    Cirugía
    La colocación de prótesis (cadera, rodilla) mejoran el dolor y la capacidad funcional. La resección de las cabezas de los metatarsianos, la artrodesis de tobillo, del tarso o de la muñeca también mejoran el estadio funcional de los pacientes.

    Galeria de imagenes.

    •       Criterios Radiológicos
    •      Deformidad de Falanges
    •      Tratamientos Inyectables
    •     Ejemplos de Articulaciones
    Licencia Creative Commons                                                        
    Copyright ©2012. Todos los Derechos Reservados Clinica del Dolor (Comedem).                Aviso de Privacidad
    ^ Arriba